27/04/2018 2 minutos
  • El asma es la segunda causa de consulta a alergología

El asma se sitúa como una de las principales enfermedades no transmisibles en el mundo y “se caracteriza por ataques recurrentes de disnea y sibilancias, que varían en severidad y frecuencia de una persona a otra”, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sus síntomas pueden producirse varias veces al día o a la semana, y en algunas personas se agravan durante la actividad física o por la noche.

Actualmente, se calcula que unos 235 millones de personas en el mundo la padecen y que los niños son los principales afectados por ella. Se cree que la predisposición genética unida a la exposición de ambiental a sustancias y partículas inhaladas como ácaros del polvo doméstico, la contaminación del aire, los pólenes o el humo del tabaco puede dar lugar al desarrollo de esta enfermedad, aunque las causas no están completamente claras.

En España, según los datos que maneja la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR)un 5% de los adultos tiene asma. El porcentaje es mayor si los que sufren esta enfermedad son niños: 1 de cada 10 la padece.

¿Hay relación entre el asma y las alergias?

Además de los factores anteriormente indicados como posibles causas para la aparición de esta enfermedad, también existe una relación entre las alergias y esta enfermedad respiratoria, según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

De este modo, el asma se perfila como el segundo motivo de consulta entre los pacientes que acuden por primera vez a una consulta alergológica: 2 de cada 10 pacientes acuden por este motivo. Y en más del 80% de los pacientes diagnosticados con asma se comprobó que estaba relacionado con una causa alérgica.

¿Se pueden mejorar los síntomas de la enfermedad?

Según la OMS, los efectos de esta enfermedad se pueden ver reducidos con un control adecuado pero lo cierto es que las personas afectadas por esta enfermedad no toman medidas. Así, entre el 60 y 70% de los asmáticos no tiene controlada su enfermedad, según SEPAR.

Los principales factores asociados a esta falta de control de la enfermedad son el sedentarismo y un mayor índice de masa corporal (IMC), según el estudio Factores asociados con el asma grave no controlada y la percepción de control por parte de médicos y pacientes publicado en Archivos de Bronconeumología, los principales factores asociados a esta falta de control de la enfermedad son el sedentarismo y un mayor índice de masa corporal (IMC).

 


Descarga la información relativa a este artículo

27/04/2018 GRÁFICO ASMA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *